“El futuro ya está aquí, pero está distribuido de manera desigual” William Gibson.

Este año, en las ferias, convenciones o exposiciones a las que acudimos, la tecnología marcó diferencias con relación ediciones pasadas. De igual manera, la opción sostenible siguió tomando parte importante. Las reuniones apostaron por un modelo que acomodara a sus asistentes, los mismos que irán cambiando de gustos y preferencias con el paso de los años.

El “smart way” de usar la tecnología contribuye sin duda a una experiencia positiva del evento y contribuye considerablemente a alcanzar los objetivos estratégicos de la industria organizadora. En tema de reuniones, la adopción de nuevas tendencias siempre ha tenido un poco de resistencia, sin embargo, hay herramientas que se han ido adoptando poco a poco y hoy en día no concebimos un evento o convención sin ellos. Es el caso de las aplicaciones, el uso de la Realidad Aumentada y Virtual a las cuales se ha recurrido para despertar el interés y aumentar el “engament” entre los potenciales asistentes.

Las video conferencias y asistencias virtuales a los eventos dan un primer acercamiento y en un gran porcentaje garantizan asistencia presencial en ediciones subsecuentes y mayor y mejor afluencia en ediciones subsecuentes.

Sin duda la Inteligencia Artificial como los bots en mensajería y traducción instantánea cada vez es más comunes en las páginas web o en las aplicaciones, mejora nuestra experiencia en la ventana de contacto, ya que en lugar de la opción de correo o de un teléfono de larga distancia internacional, existe la posibilidad de chatear con alguien (bot) que nos brinde la información en nuestro idioma, ¡gran apoyo para los eventos internacionales!

La Realidad aumentada que agrega información virtual a la información física, la realidad mixta (combinación de realidad aumentada y realidad virtual) y la tecnología interactiva que integra imágenes 3D sobre objetos reales pueden generar experiencias sensoriales y únicas de aprendizaje a nivel grupal e individual.

Aunque las nuevas tecnologías y el mundo virtual sean protagonistas en los eventos, la búsqueda de conexión humana (además de la anhelada Wi-Fi) seguirá siendo predominante y no será reemplazada. Nos podemos maravillar con presentaciones de destinos o productos proyectadas en pantallas o vistas a través de cascos o lentes especiales, sin embargo, el factor emocional, las conversaciones e interacciones solo se consiguen con la presencia real.

Los organizadores de eventos y los participantes no deben olvidar que los contenidos son los que lo hacen valioso, si se añade tecnología, la audiencia estará ávida del evento y de cualquier novedad de la industria que lo organiza.

Los destinos y los prestadores de servicios turísticos se han aventurado en su manera de promoverse a través de la tecnología, han entendido desde hace mucho que no basta con tener los huevos de la gallina de oro, también han sabido cacarearlos. ¿Cuánto ha tenido qué ver el brazo Tech en el superávit de la balanza turística, el cual ascendió a US $8, 271 millones?

DEJA UNA RESPUESTA