Museo Soumaya Placas Hexagonales

Karla Gómez
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

El Museo Soumaya -ubicado en Nuevo Polanco, CDMX- se distribuye no de manera cronológica sino temática, donde alberga seis exposiciones en este espacio con una altura de 46 metros aproximadamente y recubierto por más de 16 mil placas de aluminio hexagonales.

Museo Soumaya

Este recinto cultural -edificado el 29 de marzo del 2011 por el arquitecto mexicano Fernando Romero, con la asesoría de Ove Arup y Frank Gehry- permite que el público en general conozca las diversas propuestas creativas que hay en el arte, mediante seis plantas conectadas entre sí con ascensores y una rampa exterior en espiral.

Museo Soumaya

En el vestíbulo  permanente se encuentra  La puerta del Infierno de Aguste Rodin (1840-1917), misma que mide 6.35 metros de alto, cuatro metros de ancho y 85 centímetros de fondo. Por ello, el visitante podrá apreciar esta creación del artista a quien se le pidió que creara una puerta decorativa que representara “La divina comedia” de Dante Alighieri.

Museo Soumaya
“La puerta del Infierno”
Rodin

Otras piezas que integran el vestíbulo son: La piedad de Miguel Ángel Buonarroti, “vaciada en bronce a partir de su original en mármol”, la cual tiene un estilo de renacimiento italiano

Museo Soumaya
“La Piedad”
Miguel Angel

sin omitir el último mural de Diego Rivera, titulado “Río de Juchitán”, realizado por teselas de vidrio de la empresa Mosaicos venecianos de México (1953), adherido con cemento cerámico color terracota y enmarcado por un bastidor de metal.

Museo Soumaya
Marcos Venecianos
Diego Rivera

En la Sala 1 está la exposición De oro y plata: artes decorativas, donde el museo informa que el recorrido dispone una serie de obras para la historia y estética: marfiles, miniaturas, mobiliarios religiosos, textiles, joyería, medallas, cristal de la Granja, cucharas, herrajes, relojes, plata pella, maquetas, cocos chocolateros, arquetas, entre otros.

Museo Soumaya

“Un apartado especial lo integran los espacios dedicados a Maximiliano y Carlota, Porfirio Díaz y el correspondiente a las monedas y billetes de México, en cuya sección se aborda tanto la entidad económica como su proceso técnico y creativo”.

Museo Soumaya
Espacio de Carlota y Maximiliano

Aunado a ello, destaca que los metales preciosos son en la historia del hombre materia prima de la confección de objetos suntuarios y han significado en muchos procesos el sello para enmarcar ritos, tradiciones y formas de la cotidianeidad: “Una importante veta de estudio, resguardo y disfrute para la historia cultural es la que se ha creado con el aprecio de diversas piezas, cuyo cometido vincula  la funcionalidad y lo artístico. Esta sala plantea una visita que pone en valor obras confeccionadas para el adorno y ceremonia y que destacan en su factura. Realizaciones cuya estima tiene que ver con aspectos como la utilidad, la belleza y, más recientemente, el diseño”.

Mientras que en la Sala 2 se expone Asia en marfil, donde se ven imágenes cristianas elaboradas con preciosismo asiático: “Cristos que además de pigmentos férricos fueron decorados con sangre. Aparecen los encuentros y los desencuentros: la Virgen María y el Buda de la compasión (Guān Yïn); los mártires del Japón. También las imágenes de Oriente que nutrieron el imaginario occidental y dieron origen al Chinoiserie en biombos, lozas, textiles y mobiliario”.

Museo Soumaya
Buda

También se destaca que esta exhibición es un “viaje a través del tiempo, una mirada hacia Asia y un puente que comunica filosofía, historia, arte y cultura milenaria”, con los trabajos de artesanos asiáticos del marfil.

Museo Soumaya
Marfil

En esta colección -donada a Fundación Carlos Slim en 2012 por Laura Fernández MacGregor- se deja entrever el legado cultural y filosófico de Asia misma, que se transfiguró en Budismo, Hinduismo y Daoismo en marfil.
“El Buda histórico y los budas ideales. Los inmortales de la mitología china capaces de destruir el mal. Sabios, mandatarios, monjes, doncellas, nayikas o bailarinas celestes, niños… animales legendarios y simbólicos como dragones, fenghuang, elefantes, tortugas, quimeras o los curiosos perros de Fu (en chino, Fo) que quiere decir Buda”.

Museo Soumaya
Buda

 

Museo Soumaya
“El beso”
Rodin
Museo Soumaya
Tamayo

DEJA UNA RESPUESTA