La gastronomía sin duda es digna de promoverse.

Declarada en 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, la gastronomía mexicana es parte de la identidad de los mexicanos y tan variada como su riqueza cultural.

Las fiestas patrias son siempre una excelente oportunidad para disfrutar los platillos más típicos alrededor del país y en Fiesta Americana nos hemos dado a la tarea de presentarte un recorrido de sabor por todo México a través de las recetas más típicas que han convertido a la comida mexicana en nuestro más preciado tesoro:

La tradición culinaria poblana:  La ciudad de Puebla guarda celosamente sus secretos culinarios lo que la convierte aún más en un destino clave para todos aquellos amantes de la gastronomía mexicana.  Grand Fiesta Americana Puebla Angelópolis no se queda atrás y ofrece en su carta una delicia que vale la pena probar, se trata de la chancla poblana en salsa de longaniza servida con quesillo, lechuga y aguacate, un tradicional antojito poblano de suave consistencia cuyo secreto de sabor radica en encontrar el perfecto grado de picante para el paladar, además de un pan con la textura ideal que resista el caldo de manera que no se desbarate. La chancla poblana es también conocida como “pambazo poblano”, pueden llevar crema o no, el relleno generalmente es de carne molida y es toda una tradición durante las fiestas patrias. Si vas a Puebla durante estas festividades no puedes dejar de probarla.

 

La tierra del mariachi, del tequila y del sabor:  Los tradicionales chiles en nogada creados con ingredientes que aluden a los colores de la bandera de México para recibir al ejército Trigarante, son el elemento clave del buffet mexicano que se ofrece en Grand Fiesta Americana Guadalajara, el cual también incluye platillos típicos tapatíos como tortas ahogadas y pozole estilo jalisco. Otro platillo estrella de la región es la carne en su jugo que se cocina también con una fusión de ingredientes como el chile güero, tocino, cebolla y jitomate; el secreto; cuando rompa en hervor la carne, cocinar a flama baja para que las fibras de la carne no se contraigan y evitar que se endurezca. Este platillo siempre se acompaña con frijoles de olla, y por supuesto, limón y tortillas de maíz.

Los frutos del mar jarocho: Se cuenta que el famoso pescado a la veracruzana fue un platillo pensado para consumir en Cuaresma, originario de Coatepec, Veracruz, sin embargo, se pude disfrutar durante todo el año. El pescado ideal para cocinar este platillo es el huachinango con su tradicional guarnición de arroz blanco. En su elaboración se conjugan elementos de las dos culturas: la americana que aportó el tomalt o xitomatl y el chile güero, y por la parte europea, la aceituna, alcaparra y pimiento verde. Actualmente, este platillo se puede disfrutar en prácticamente toda la república mexicana, sin embargo, se recomienda hacerlo en zonas marinas por la frescura del pescado. Sin duda uno de los mejores de la región es el que se sirve en el restaurante del hotel Fiesta Americana Veracruz, el cual puede complementarse con un fresco ceviche veracruzano, que además de delicioso es muy saludable.

Herencia maya de sabores y colores:  Mérida es un referente de sabor a nivel mundial y en Fiesta Americana Mérida lo saben bien, por lo que el pavo en escabeche y los tacos de cochinita pibil son delicias dignas de disfrutar cada vez que se visita la ciudad blanca. La cochinita obtiene su sabor tras prepararse con adobo y especias, además de ser cocinada lentamente envuelta en hojas de plátano. Tradicionalmente este platillo debe ser acompañado por una típica salsa de chile habanero. Son platillos de origen prehispánico que a través del tiempo se han ido fusionando con ingredientes europeos y tradiciones modernas.

Después de estos consejos no hay pretexto.

¡Festejemos el orgullo de ser mexicanos y de contar con una deliciosa herencia y variedad de sabores!

Date un gusto, disfrútalos y ¡VivaMéxico!

 

Información GRUPO POSADAS

DEJA UNA RESPUESTA