La historia de amor entre Mayahuel y Quetzalcóatl es el mito que acompaña la llegada de la bebida de los dioses a los mortales para alegrarlos:  el pulque, de origen divino y consumido desde tiempos ancestrales.

El pulque ha sobrevivido hasta nuestros días, se ha mantenido a pesar de los mitos negativos y las campañas en su contra para beneficiar a la industria cervecera; ha contado con guardianes que, generación tras generación, han vivido de su producción y se han consagrado a mantenerlo vivo.

Esta bebida, sus mitos, historias, personajes, instrumentos y pulquerías contribuirán a partir del ocho de febrero a que la CDMX aumente su lista de museos, el Museo de Pulque y las Pulquerías (MUPYP) será un recinto cultural que rinda tributo al pulque, desmitifique lo negativo y además sirva deliciosos platillos y curados para quienes anden de paso por la Iglesia de San Hipólito.

El proyecto que después de cuatro años de pláticas y análisis entre la comunidad pulquera encabezada por la Asociación de Pulquerías Tradicionales aporta a nuestra ciudad un producto turístico y cultural, no hay que perder de vista que este segmento, representa el 40% de viajes a nivel mundial.

Los viajeros actuales, ponderan a la cultura local, a consumir lo cosechado y producido en la localidad y a vivir como se vive en el destino. El exponer el proceso de elaboración y compartir con los visitantes la degustación de una bebida prehispánica servida con comida tradicional de los estados productores, es cultura bebible y masticable.

Las agencias de viajes y los guías de turista certificados tienen un elemento valiosísimo a añadir a su lista de actividades y paseos de la ciudad.

La Avenida Hidalgo es un tinacal donde se fermenta este proyecto, este aguamiel que con el esfuerzo de la comunidad y con la visita de locales y turistas, fermentará y será un pulque con sabor al que tomaban los dioses, y que se compartirá con la gran Ciudad de México.

Xochimilco digital

Xochimilco, está estrenando App Turística, proyecto que se agradece pues pone a disposición de quien tenga un teléfono inteligente todo lo disponible que hay en la demarcación: mercados, fiestas patronales, restaurantes, etc. El alcalde José Carlos Acosta aseguró que a partir de este mes no habrá más “guías piratas” y que se trabaja de manera prioritaria en la seguridad para locales y visitantes.

Clase Premier

Michel Wohlmuth, presidente de MPI Capítulo México, celebró el primer cóctel educativo de la asociación el cual tuvo una convocatoria sorprendente pues logró reunir a socios, autoridades locales y federales, lo cual lanza dos mensajes: el sector privado no quitará el dedo del renglón en buscar apoyo gubernamental, y por su parte, el gobierno reitera el compromiso de trabajar de la mano de esta industria, que aporta en buena parte al PIB turístico. 

*Columna publicada originalmente en El Heraldo de México

DEJA UNA RESPUESTA