Yalitza Aparicio

Yalitza, tan bella como tu tierra, esencia genuina de nuestra raza, ícono hermoso de las mujeres mixtecas…  sensible, llana, de dulce mirada que proyecta destellos de inocencia que denuncian tus asombros y temor a lo que desconoces.

Yalitza, los mexicanos nos sentimos profundamente orgullosos por tu trabajo extraordinario que te encumbró a la gala de la pantalla de “El séptimo arte”, en la que, con notables cualidades de actuación, magistralmente interpretas el papel de una joven honrosamente originaria de nuestras comunidades indígenas. Por eso, y por otras muchas razones, te consideramos la ganadora indiscutible de todos los premios. 

Ahora, te enfrentas a un mundo desconocido, escabroso, no permitas que el torbellino de la fama y la gente que te rodea te devoren con sus frívolos deseos; las entrevistas, los viajes, la ropa etc. Sólo son satisfactores pasajeros llenos de glamour y apariencias disfrazadas; tus vales por tu esencia, por tu arte, por poseer un corazón de caramelo cubierto de tiernos instintos maternales.    

Yalitza, tu no necesitas ropa de marca, tacones de diseño ni bolsos que combinen, cuanto más sencilla te muestres, serás más congruente con lo que eres, tu brillas con luz propia, tu belleza no requiere de finas vestimentas ni maquillajes luminosos, déjalo para quienes carecen de virtudes y auténtico talento, que además suponen que, por su apariencia aderezada con objetos de prestigio, se figuran mejor reconocidas y ser partícipes del éxito por lucirlos. 

No mi niña, tu eres diferente, tu riqueza la llevas en el espíritu, en tu sustancia, en tus orígenes mixtecos enmarcados por tu linda piel morena que embellece tus encantos femeninos de rasgos oaxaqueños.

Te deseo lo mejor en todos los órdenes de tu vida; que Dios te continúe guiando por el camino que te tiene destinado y te acaba de mostrar.

Un admirador : Luis Manuel Esquivel Sentíes


DEJA UNA RESPUESTA