Esta vez haz tu práctica de yoga en uno de los destinos de playa en México casi escondidos, que se han vuelto muy dedicados en este tema, debido a su relevancia y frecuencia de seminarios o talleres de yoga, junto con una ambientación enfocada en la relajación del visitante.

En estos lugares frente al mar sobresalen hotelitos construidos de manera sustentable, con una arquitectura amigable al entorno, menús saludables con ingredientes orgánicos, algunos con más amenidades que otros, pero todos centrados en los detalles y por supuesto, con un programa diario de clases de yoga o retiros semanales o mensuales y hasta encuentros anuales de yoguis.

Present-Moment-Yoga-SalaPara los que aman el yoga entienden que practicarla ya es en sí mismo un privilegio y si es yoga frente al mar, bueno ¡ni qué decir! Mejor haz maletas y prepárate para respirar profundo y comenzar a hacer tus asanas comenzando desde el indispensable saludo al sol, pasando por Adho Mukha Svanasana, Ardha Chandrasana hasta Sarvangasana.

1. Sayulita, Riviera Nayarit

A pesar de ser un destino para el surfing, la segunda actividad en popularidad en Sayulita es el yoga. Instructores de yoga brindan su clase cada día de forma particular o en grupo, en su casa o en algún hotel o estudio.

Sayulita, es un excelente lugar en la Riviera Nayarit para llegar a descansar en un ambiente relajado y tranquilo, sus callecitas principales están invadidas de tiendas de artesanías, bares y restaurantes y muchos de sus hoteles brindan seminarios completos de yoga y meditación, entre los principales están: Hotelito Los Sueños con retiros y talleres de yoga, desde el matutino hasta Vinyasa Dinámico, Integral y Restaurativo. Tiene varios retiros al año con diferentes paquetes. Otro es el hotel Playa Escondida, que tiene una plataforma de piedra natural con techo tipo palapa con vista a la playa rodeado de palmeras, con clases de yoga para principiantes y avanzados.

Palapa-Ganesh

Haramara Retreat, un centro de hospedaje con dos salas de yoga y meditación construidas con materiales sustentables con una memorable vista al mar. Sirven comida vegetariana y mariscos, recomendable para unos días en total tranquilidad. Otro que está muy cerca de Sayulita por la carretera a Punta de Mita en la zona Pascualitos es Palapa Ganesh un espacio de una bella arquitectura respetando su entorno, perfecto para meditar, leer,escribir y hacer yoga.

2. Mazunte, Oaxaca

¿Quieres dejarte atrapar por la magia y encanto de Mazunte? Es cuestión de escuchar el sonido evocador de las olas y al mismo tiempo, del propio silencio que rompe en este paraíso de la costa oaxqueña.

Yoga-Present-Moment

Esta hermosa y pequeña villa tiene entre sus principales atractivos: el Centro Mexicano de la Tortuga, un sitio dedicado a la conservación de tortugas marinas y terrestres, con un acuario, donde también hay servicio de voluntariado para jóvenes. Punta Cometa o cerro sagrado es la montaña más sobresaliente en el Pacífico Sur, con migraciones de especies marinas y aves por la gran biodiversidad de sus riscos, un lugar fascinante desde donde se aprecian hermosas vistas de la bahía y de distintas embarcaciones que cruzan el lugar. Laguna Ventanilla, un espectacular manglar que manifiesta contrastes de la naturaleza en un rico ecosistema. Todo esto lo puedes conocer muy fácil con el Tour Laguna Ventanilla y Mazunte.

Entre los mejores para recuperar o equilibrar tu bienestar físico y mental en Mazunte están: Hridaya Yoga, abierto para retiros, talleres y cursos sobre Hatha Yoga y meditación en silencio, todo respaldado por la organización internacional Agama Yoga y en el área de San Agustinillo, el hotel Cabaña Las 3 Marías es la sede del Solstice Yoga Center con un sinfín de seminarios, retiros, talleres y clases de yoga para iniciados o maestros.

3. Zipolite, Oaxaca

A 2.5 Km al oeste de Puerto Ángel en Oaxaca, se extiende una hermosa playa llamada Zipolite, ahí reina la paz, prevalece el sonido de las olas y una geografía montañosa. Un lugar visitado la mayoría de las veces por aquellos amantes de la vida relajada, lo bohemio y lo hippie, así como por surfistas, gays y nudistas, existiendo una gran respeto entre los visitantes, aunque no faltan los curiosos. Por su cercanía con Mazunte, también se ha convertido en una referencia más de talleres y clases para los yoguis de México y el mundo.

Zipolite-Oaxaca-AttilioP80-Flickr

El interés de prácticas como el yoga ha logrado que en Zipolite se abran sitios como: El Alquimista Yoga Spa, hotel con un estudio donde puedes tomar clases de yoga diarias o si eres un maestro de yoga puedes contactarlos para usar este espacio con piso de madera. La Loma Linda además de hospedaje con una bonita vista al mar, ofrece clases y retiros de yoga, junto con el método Feldenkrais.Igualmente está disponible la sala de yoga para renta.

4. Troncones, Guerrero

Más allá de los famosos polos turísticos de Guerrero, a 30 minutos de las playas de Ixtapa-Zihuatanejo, la zona de Troncones cuenta con playas tranquilas, ideales para recorrerlas con calma, nadar o apreciar el paisaje formado junto con los restaurantes y hotelitos a pie del mar. El pueblo es realmente austero y es idóneo si lo que deseas es desconectarte de la rutina para vivir unos días contigo mismo y la naturaleza.

Troncones

Por esta razón Troncones es uno de los escenarios ideales para la práctica del yoga y la meditación, entre los hoteles con estos servicios y eventos están: Present Moment, es un centro de retiro en la playa que te invita a hospedarte en uno de sus diez bungalows privados en total armonía con la naturaleza que los rodea y a gozar de Reestaure con clases de yoga, meditación, qigong y danza.

Present-Moment-Yoga1

Casa de las Sirenas es un eco hotel perfecto para ir a tu propio encuentro, con un estudio de yoga exterior con techo tipo palapa, exclusivo para renta para grupos con su instructor correspondiente. Casa Las Piedras es una lujosa opción si deseas consentirte con sesiones matutinas de Pranayama y Asana. Además hay talleres por las tardes que incluyen filosofía y meditación.

5. Tulum, Quintana Roo

Sigiloso y al mismo tiempo explosivo, Tulum es hoy en día uno de los principales destinos en México para la práctica del yoga y la relajación. Su ritmo lento de vida y por otro lado, el extraordinario escapárate de las playas con mar turquesa de las que goza Tulum, atrae a miles de visitantes, en especial a aquellos conscientes de estar en contacto con la naturaleza y los moradores de las grandes urbes en busca del paraíso.

Yoga-en-Tulum

Tranquilo y al mismo tiempo con un toque chic y sofisticado, ofrece a los yoguis espacios para su práctica como: Yoga Shala Tulum, acogedor y auténtico para relajarte y practicar yoga por la mañana o por la tarde en un entorno de calma en la selva de Boca Paila. El Maya Tulum Resort es un lindo complejo con cabañas con todas las comodidades y por supuesto un programa diario de yoga y retiros para todos los niveles con maestros residentes. Amansala es un eco hotel pionero de retiros de yoga en la zona, enfocado a la salud y al bienestar, con un extenso menú vegetariano. Ahau Tulum con cabañas frente al mar brinda clases diarias de yoga y meditación al amanecer, junto con masajes terapéuticos. Utopía es otro hotel con retiros y un estudio de yoga.

Ahora solo es cuestión de hacer una respiración profunda, activar los deditos de los pies e ir a tu propio ritmo en tu práctica de yoga esta vez en la playa, ya sea muy temprano o al atardecer, finalmente tomamos Savasana y ¡Namasté!

 

DEJA UNA RESPUESTA